lunes, 15 de diciembre de 2008

*La Doctrina del Músico Católico

1.- Somos servidores no artistas: El artista busca sobresalir y entregar su mensaje, el servidor, busca que Cristo sea el que sobresalga, los aplausos son para el, nosotros solo somos siervos inútiles (Lucas 17, 7 ; 10). Artistas ya hay muchos inclusive dentro de la música católica, lo que faltan son servidores.

2.- Nosotros solo somos instrumentos dispuestos y humildes: Dios solo exige un corazón humilde y dispuesto, por eso, los créditos son para Dios y no para nosotros; nosotros afinamos las guitarras y colocamos la voz, el afina los corazones y realiza la obra.

3.- Entregarse a Dios: Es la única forma de servir al Señor como él quiere que le sirvamos y no como nosotros queremos servirle, por que nos volveríamos déspotas ;Todo por Dios...pero sin Dios;. Déspotas ya hay muchos, debemos dejar a Dios que él conduzca, nosotros solo debemos seguirlo.

4.- La música es simplemente una excusa: Nuestra misión es anunciar la buena noticia, no hacer música, para eso esta lleno de músicos seculares, para Dios la música que nosotros tocamos es una excusa para llegar a los corazones y debemos sentirla así, nuestra música es arte, pero es arte cristiano, arte de Dios.

5.- Somos Profetas: (Jeremías 1, 4 ;8) Dios nos ha ungido como profetas, por lo tanto debemos proclamar, anunciar la buena noticia y denunciar la injusticia, el error, y la maldad. Profetas afónicos hay muchos, nunca te calles. Aun que las piedras te duelan y el mundo te persiga, nunca te calles.

6. - Nunca dejes de Formarte: Esta es y será tu forma de vida, aprovecha todas las instancias para aprender, para crecer; el canto solo, no sirve, este debe ir acompañado de una enseñanza. Nunca te debes conformar con lo que ya sabes, el día que sientas que ya no necesitas seguir formándote, es el momento de volver atrás para comenzar otra vez. Sabios a medias ya existen muchos, no sigas sus pasos, la única verdad la tiene Dios.

7. - Nunca dejes de componer: Dios te entregó ese carisma y debes sacarle provecho, el carisma al igual que el músculo si quieres que crezca y que mejore debe ejercitares, entrenarse, por que de lo contrario se atrofia y se muere. En nuestra iglesia, hay muchos carísmas atrofiados, si soy fiel en lo poco, el me dará más (Mateo 25, 14 ; 30)

8.- Pedir Humildad: Hay dos ministerios que son los más atacados por la Soberbia, los Predicadores y los Músicos. La única forma de contrarrestar estos ataques es a través de la humildad, cosa que debemos pedir al Espíritu Santo, todos los días.

9.- Pedir al Señor que nos de la vista: Nuestro contacto con el mundo, nos hace ser ciegos espirituales, por ende no podemos ver con los ojos de Dios y no nos damos cuenta de el mal en especial en nuestras vidas, la única forma de ver nuestros errores, pecados y los apegos que nos apartan de Dios, para morir a ellos es con la vista que nos da Dios, pidámosla en nombre de Jesús. (marcos 10, 46 ; 52)

10.- No ser egoístas: No debemos ser egoístas, al contrario debemos ser lo más generoso que se pueda, en especial con los otros músicos, normalmente tratamos de adueñarnos de nuestras canciones y eso está mal, estas no son nuestras son de Dios, debemos ayudar a los demás a crecer, no guardarnos las enseñanzas ni esconder nuestros dones, si somos músicos católicos cantemos y sintámonos orgullosos de nuestros Colegas, ellos no son ;la Competencia; son nuestros aliados y amigos.




La Unción

Dios por medio del Espíritu Santo, Derrama sobre nosotros su unción, por la cual recibimos Carismas que nos preparan para la lucha espiritual en la cual nos vamos a ver involucrados, nuestra unción la debemos cuidar con celo y debemos sentirnos orgullosos de esta, pues es la que nos hace verdaderos soldados de Cristo. Existen cuatro cosas que nos hacen perder la unción:

I.- Tentar a Dios: En otras palabras es desconfiar de el, de su poder, desconfiar de lo que nos a dado, de lo que nos ha regalado o de lo que nos a dicho; Ejemplo cuando Moisés en el desierto de Sin en vez de golpear la roca una vez para que saliera agua, lo golpeo dos veces (Números 20, 1 ; 13).

II.- Murmurar: Murmurar es levantar falsos testimonios sobre otra persona, en otras palabras es pelar, con el afán de destruir a alguien, calumniar, etc...

III.- Idolatrar: La idolatría es todo aquello que le hace sombra a Dios, hasta las cosas más pequeñas, hacerle sombra a Dios es cuando uno en vez de colocar la confianza en el, la coloca en otra cosa, ejemplo, el hecho de leer el horóscopo, aún que sea por diversión, quitarle a Dios la prioridad en mi vida, con el trabajo, con un hobby. Amar más a otra cosa que a Dios, a la pareja, a la familia. Como un buen indicio de que algo le hace sombra a Dios, es cuando me duele desprenderme de el por Dios.

IV.- Fornicar: Es engañar a Dios, se puede dar en dos sentidos, Sexual, gozar de placeres sexuales, fuera del matrimonio, la fornicación no es solo la penetración, también entran aquí las caricias en busca de placer; nuestro cuerpo es Templo del Espíritu y si no lo cuidamos, estamos engañando a Dios. La otra forma de fornicar es cuando engañamos a Dios con otros dioses practicando un culto a otra cosa que no sea Dios, como el Yoga.

1 comentario:

  1. esta buy bueno, practico y sencillo, solo quisiera saber la fuenta para poder compartirlo con el ministerio, y dar razón de lo que digo

    ResponderEliminar

QUÉ TE PARECIÓ ESTE COMENTARIO?

También puedes revisar y descargar: